¿Qué contiene los Roles de canela con pasas Bimbo?

roles-mejores-momentos

• Aunque aparenta ser un pan de dulce “tipo casero”, es un producto ultraprocesado alto en azúcar, grasa, sal y calorías (con 386 calorías por paquete).

• Cubre del 89 a 124% de la cantidad de azúcar máxima tolerada diaria para un adulto y del 155 a 206% de la cantidad de azúcar máxima tolerada diaria para un niño o niña.

• Contiene 33 ingredientes en total, cuando no es recomendable el consumo de un producto con más de cinco ingredientes.
roles-mejores-momentos24 febrero 2014. Los Roles de canela con pasas Bimbo son básicamente harina refinada, azúcar, grasa y sal.

Como suele hacerlo la gran industria de alimentos y bebidas, la difusión en redes sociales de este producto está asociada con emociones y actividades positivas, donde se utilizan niños y hasta bebes.

Esto permite que el consumidor genere una asociación afectiva con el producto, creando cierto apego y buscando “lealtad” al mismo.

Observa la radiografía con la que la nutrióloga Xaviera Cabada, coordinadora de Salud Alimentaria de El Poder del Consumidor, nos desentraña las verdaderas características y el valor nutricional de este producto.

 

Roles de canela con pasas Bimbo (120 gramos, un paquete con dos piezas):

 

Azúcar:

El paquete con dos Roles de canela con pasas Bimbo contiene 31 gramos de azúcar, que equivale a seis cucharadas cafeteras, lo cual cubre de 89 a 124% de lo máximo tolerado de azúcar para un adulto para todo el día, de acuerdo con la Asociación Americana del Corazón, pues este organismo indica que la cantidad de azúcar máxima tolerada para un adulto debe ser de cinco (mujeres) a 7 (hombres) cucharadas cafeteras de azúcar para todo un día.

Si un niño se come un paquete de este producto, entonces consumiría del 155 a 206% de la cantidad de azúcar máxima tolerada diaria para un niño o niña, ya que la ingesta máxima tolerada de azúcar añadida para niño debe ser no mayor de tres a cuatro cucharadas cafeteras para todo el día, de acuerdo con la Asociación Americana del Corazón.

Para un niño o niña, un solo Rol de canela con pasas Bimbo excede el total de azúcar que se sugiere como máximo tolerable para todo el día.

En la creencia de que es un “pan dulce”, las madres y padres de familia suelen ofrecer el producto, inclusive a niños pequeños, en quienes está contraindicada la ingesta de azúcar añadida.

Sin embargo, un padre o madre de familia difícilmente logrará detectar que con tan solo un rol de canela ya se está excediendo la cantidad máxima de azúcar para sus hijos.

De las calorías totales, el 32% provienen sólo de azúcar.

El primer ingrediente es harina refinada, la cual tiene el mismo índice glicémico que el azúcar, es decir, se absorben de forma similar.

El segundo ingrediente es azúcar.

Los Roles de canela con pasas Bimbo son básicamente harina refinada, azúcar, grasa y sal.

 

Sodio:

268 miligramos.

La gran mayoría de los productos empaquetados contienen sodio.

En la actualidad uno de los principales problemas de salud que observamos en la población es la hipertensión. Y el alto consumo de sodio se ha asociado con padecimientos como la presión alta (hyper.ahajournals.org/content/Dietary Approaches to Prevent and Treat Hypertension.full).

 

Ingredientes:

Harina de trigo, azúcar, uva pasa (7%), jarabe de maíz, aceite vegetal, jarabe de maíz de alta fructosa, huevo, gluten de trigo, alcohol etílico (1%), levadura, margarina, propilenglicol, mono y diglicéridos de ácidos grasos, ésteres de poliglicerol de ácidos grasos, estearato de potasio, glicerol, canela (0.4%), sal yodada, monoglicéridos destilados, fosfato monocálcico, cloruro de amonio, propinato de calcio, ésteres de ácido diacetil tartárico, enzimas, ácido sórbico, vitaminas y minerales (vitamina B1, vitamina B2, vitamina B3, hierro), ácido ascórbico, azidocarbonamida, lecitina de soya.

33 ingredientes en total.

Michael Pollan en su libro The Food Rules establece que no es recomendable el consumo de un producto con más de cinco ingredientes.

Aunque aparenta ser un pan de dulce “tipo casero” observamos que es un producto ultraprocesado alto en azúcar, grasa, sal y calorías (con 386 calorías por paquete).

Es importante mencionar que aquellos productos en dónde se combinan altas cantidades de azúcar, grasa y sal suelen ser sumamente adictivos, ya que activan el centro del placer e induce a querer más y más (michaelmossbooks.com/books/salt sugar fat).

Además, se observa que contiene tres diferentes tipos de endulzantes y alcohol etílico, lo que le hace más adictivo aún.

No contiene colorantes y contiene proteína (7.8 gramos por paquete), lo que permite que su consumo esporádico no sea de alto riesgo para los niños y niñas.

 

Etiquetado:

El etiquetado es sencillo Tiene colores llamativos: amarillo, rojo y azul metálico.

El nombre se encuentra en el centro “Roles de Canela con Pasas”.

En esta ocasión, el producto viene con una promoción. Abajo del nombre viene una leyenda que dice: “Ganar ganar con pan dulce Bimbo, busca dentro la frase ganadora).

Este tipo de promociones suelen utilizarse para hacer más atractivo a los productos y seguir enganchando al consumidor.

Aunque no todos los productos ganan (el que analizamos no salió ganador. La frase fue: “Sigue participando, consulta las bases al reverso”).

Al revisar las bases se observa que es una grandísima lista de criterios con letras muy pequeñas.

La leyenda que dice “Ganar Ganar” es sólo una estrategia para inducir al consumidor a adquirir más productos.

En la parte inferior derecha del producto se encuentra una parte de la información nutrimental, la cual se expresa por pieza, no por paquete.

También se muestran sólo algunos nutrientes con el formato de GDA (etiquetado que ha generado la industria para “facilitar la información al consumidor”, pero que en lugar de facilitar confunde al consumidor).

Los criterios en los que se basan estos etiquetados no son científicos, sino que han sido establecidos por la propia industria.

En los GDA se muestran las calorías, grasa saturada, azúcares y sodio.

También, dependiendo del tipo de producto, se resaltan las propiedades que la industria quiere resaltar.

Por ejemplo, omiten la cantidad de grasas totales y fibra, cuando en otros productos sí la resaltan.

En este caso, la cantidad de grasa total es algo considerable (8.4 gramos por paquete) y la cantidad de fibra es baja (1.2 gramos por paquete).

Por supuesto, si la intención fuese realmente orientar al consumidor se establecería la información por paquete y no por porción.

Esto equivaldría a 386 calorías.

Tal vez el consumidor al ver una cifra tal elevada lo piensa dos veces.

En la parte de azúcares reflejaría un total de 31 gramos, lo que también resulta elevado.

En la parte trasera del empaque se observa el resto de la información nutrimental, la cual se proporciona en letras pequeñas (tres milímetros de tamaño), lo que hace poco visible la información.

Como se mencionó previamente, la información nutrimental se proporciona por porción y no por paquete, lo que obliga al consumidor a tener que hacer una multiplicación para poder conocer el contenido real del producto.

Aun así, es difícil determinar si lo que se proporciona es mucho, regular o poco.

Es importante que los etiquetados sean sencillos y de fácil comprensión para el consumidor.

Como por ejemplo el etiquetado del semáforo, el cual indica con los colores del semáforo si algún producto es alto, moderado o bajo en los ingredientes como: azúcares, grasa total, grasa saturada, grasas trans y sodio.

De esta manera, los consumidores pueden ver rápidamente (en segundos), qué tanto le conviene un producto o no (www.food.gov.uk/scotland/scotnut/signposting/Front-of-pack nutrition labelling).

Por otro lado, observamos que sin bien la difusión en comerciales no es tan inductiva, en redes sociales sí lo es.

Por ejemplo, en Facebook se observan quese asocia el producto con emociones y actividades positivas.

Inclusive, hay varias fotografías en dónde se utilizan niños y hasta bebes.

La industria suele utilizar esta asociación de sus diferentes productos con emociones positivas, para dar, justamente, una imagen positiva al producto.

También esto permite que el consumidor genere una asociación afectiva con el producto, creando cierto apego o “lealtad” al mismo.

Este tipo de estrategias deberían estar reguladas, puesto que son técnicas de publicidad y marketing sofisticadas que los consumidores no logran detectar.

 

Valoración general:

No recomendado para consumo habitual.

Se puede utilizar esporádicamente como un postre, acompañado con café o leche.

Alternativa:

Roles de canela caseros o de panadería.

Nota: es importante saber que las presentes epidemias de sobrepeso, obesidad y diabetes que se viven en el mundo y mayor aún en México, no son una cuestión de “decisión individual”, sino que son graves problemas de salud pública que requieren atención y políticas públicas efectivas para proteger a la población.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s