“Las acusaciones a Maciel, falsas: arzobispo Rivera”

Misa_Catedral_Metropolitana-3-600x274

La Jornada, 12 de mayo de 1997

Misa_Catedral_Metropolitana-3-600x274Salvador Guerrero Chiprés¤ El arzobispo primado de México, Norberto Rivera Carrera, salió en defensa del superior general de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel Degollado, y sostuvo que las acusaciones por abuso sexual que contra el líder de esa orden católica que han presentado varios ex legionarios son “totalmente falsas’” e “inventos’”.

Planteó que el reportaje sobre el tema publicado en La Jornada, correspondió a “un pago” que habrían hecho, según la vocería del Arzobispado, “difamadores de la Iglesia”.

Este diario pudo confirmar que al menos un funcionario del Arzobispado, cercano a Rivera Carrera, ha corroborado en las últimas tres semanas, directamente con algunos de los acusadores, la veracidad de las denuncias.

El responsable de Comunicación Social de la arquidiócesis, Héctor Fernández, requerido con anterioridad a la declaración de Rivera, sobre la posibilidad de una entrevista alusiva al tema con el arzobispo del principal templo del país, repuso: “No quiere. Si se trata de difamar a la Iglesia y a sus agentes para eso no nos prestamos”.

Fernández es egresado de la Universidad Anáhuac, centro fundado por el padre Maciel y otros legionarios, de cuya moralidad, a diferencia del superior general, hasta ahora no existe duda.

Rivera Carrera estaba rodeado por grabadoras y cámaras, al salir de la puerta exterior de la sacristía de la Catedral Metropolitana rumbo a su vehículo. Había aceptado responder a una pregunta y, finalmente, respondió a cinco. En sotana avanzó hacia la salida con los informadores, rodeándolo atropelladamente.

–Hay acusaciones contra el padre Maciel. Se van a presentar mañana también en televisión, ¿qué opinión tiene de ellas?

Sudoroso, irritado, Rivera Carrera respondió, volteándose para ver al reportero colocado a su espalda: “Son totalmente falsas, son inventos y tú nos debes platicar cuánto te pagaron”, dijo.

Inmediatamente el vocero del Arzobispado expresó: “muchas gracias, con permiso, el arzobispo se tiene que ir”, y le abrió paso entre los feligreses y los reporteros que lo cercaban.

Rivera Carrera, promotor de la campaña “A favor de lo mejor”, para que los medios de difusión no promuevan la violencia y busquen estimular valores familiares, dio por sentada la honorabilidad de Maciel, y la falta de ella en el representante de este diario, y ya no quiso responder a la pregunta de si había hablado con los ex legionarios.

Este diario confirmó en la arquidiócesis metropolitana que cuando menos Alfonso Navarro, empleado del Área de Documentación, Eventos y Relaciones Públicas del Arzobispado, habló después de la publicación en La Jornada, iniciada el 14 de abril pasado, con quienes acusan a Maciel y corroboran la veracidad de los datos.

Rivera Carrera estuvo presente en la Universidad Anáhuac hace tres semanas, a invitación de Marcial Maciel, para asistir a un acto de despedida de Girolamo Prigione, quien dejará la nunciatura apostólica el último día de este mes.

Una reportera de radio inició la entrevista, solicitándole a Rivera precisiones sobre su llamado en la coyuntura electoral.

–Mire, lo que yo pienso, que no es la expresión ni de la Arquidiócesis ni de la Iglesia, sino lo que el arzobispo ha enseñado aquí, en esta arquidiócesis, es lo siguiente: que es una grave obligación de los ciudadanos no solamente ir votar, sino que es una grave obligación seguir trabajando por una democracia participativa, o sea, nuestra obligación como ciudadanos no termina con el depósito del voto; tenemos que ser parte de la solución a los graves problemas que hay en esta ciudad.

–¿Cómo hacerlo, sobre todo ante la situación de zonas marginadas?

–Creo que tenemos que fomentar la esperanza, tenemos que mostrar que se puede hacer el cambio para una vida mejor en esta ciudad, una vida más segura, una vida más honesta, o sea luchar contra la corrupción, luchar contra la violencia; yo creo que siempre es posible. Un médico nunca se siente derrotado porque siempre encuentra enfermos; al contrario, siempre está luchando contra esa enfermedad; yo creo que la esperanza no puede terminarse con nosotros.

Acerca de la renuncia presentada ante Juan Pablo II por el arzobispo de Monterrey, el cardenal Adolfo Suárez Rivera, el arzobispo primado de México señaló que quien ha sido responsable de esa diócesis en los últimos 13 años “desgraciadamente ha sufrido con su enfermedad, se ha debilitado en estos últimos meses; yo lo he visto cómo ha perdido tanto peso, se ha debilitado tanto de su salud y es normal que al sentirse fuertemente enfermo, pida la renuncia al santo padre”.

–¿No hay alguna presión para desplazarlo?

–Yo no he visto ninguna presión por parte de nadie para que él renuncie.

Confirmó a Alfredo del Mazo como el primer candidato a la gubernatura del Distrito Federal, con quien se reunió.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s